Cronica desde el Circuito de Valencia en la Superbike

Jose A. Guerrero y David BraconnierJose A. Guerrero y David Braconnier

No podia perderme la oportunidad de viajar al Circuito Ricardo Tormo en Cheste, Valencia, para ver la tercera cita del Campeonato del Mundo de Superbike.

El Sábado estaba invitado en el “Hospitality Unit” del equipo Alstare Suzuki Brux de la mano de David Braconnier, Jefe de Comunicación del equipo.

Mi llegada a la zona del circuito el Sábado al mediodia fué bastante fácil, después de haber recorrido “enlatado” (en coche) los 600 kms. que hay desde Málaga a Valencia y pasar una noche muy divertida con mi amiga Cande (árbitro de Balonmano), de la cual me levanté con un resacón del quince.

Las indicaciones para llegar al circuito de motos Ricardo Tormo es espléndida. La zona de aparcamientos dividida en motos y coches. Todo el personal bien organizado, llegas, aparcas y entras al circuito, todo sin complicaciones (comparado con el follonazo de Jerez, esto es de lujo).

El circuito valenciano es una pasada, muy bonito, tanto para los espectadores como para quien quiera rodar alli, me ha encantado y quiero probarlo. Al entrar tienes a la derecha las tribunas amarillas y azules abiertas (las otras estaban cerradas). A la izquierda la tribuna de boxes y el paddock.

Sobre las 1:30 hrs quedo con David Braconnier en la puerta del Paddock y me acompaña hacia el Hospitality Unit, un Stand preparado con todo lo necesario para poder ver las carreras por pantalla, comer, beber, charlar con los jefes y trabajadores del equipo.

Mesas separadas por cada uno de los jefes de cada sección que divide el equipo Alstare Suzuki Brux. Los jefes del Team Suzuki (tanto británicos como americanos), los jefes de ingenieros japoneses. Los dueños y distribuidores de la marca Brux y Dark Dog. El Director del equipo, Francis Batta y su mujer. Más visitantes varios que paseaban por alli para saludar o comer algo, como el caso de Fonsi Nieto y su compañera. En medio de todo eso, estaba yo sentado viendo algunas pruebas.

David Braconnier, un tio muy majo, me enseñó todo lo que lleva el equipo Alstare Suzuki Brux en cada una de sus carreras. Un equipo de casi 60 personas (entre pilotos, mecanicos, ingenieros, camareros, cocineros, personal de mantenimiento, equipo de marketing, jefes de cada departamento, etc), 8 trailers y un montonazo de motos (aparte de 2 motos por cada piloto, llevan motos para mostrar al público en los Stands).

Visité los camiones, donde tienen cada uno de los departamentos en cada trailer: uno para piezas y mantenimiento de motores, otro para el merchandising, otro para el departamento de video y comunicación, uno por cada piloto y otros para transportar todo el material, tanto para las motos, como para los Stands.

De ahí pasé a los Boxes. Nada más entrar ya se te empiezan a aflojar las piernas. Te dicen que debes estar en los ángulos muertos para no estorbar a nadie.

La zona de recambios primero, gomas y neumáticos por todas partes, tanto para seco, como para mojado. Zona de ingenieros después, llena de portátiles con cantidad de gráficas y mapeados para inyección. Dividida en tres, los tres pilotos del equipo (Max Neukirchner, Yukio Kagayama y Claudio Corti).

La siguiente parte se divide en dos, uno por cada piloto en ese momento. A la derecha el box de Max Neukirchner y a la izquierda Yukio Kagayama. Es impresionante el aire que se respira alli. Bastante estresado, pero a la vez “mágico”. Todo el mundo en su sitio, concentrado en su trabajo. Tuve la oportunidad de estar junto a las nuevas Suzuki GSX-R 1000 2009 del equipo, son una pasada, impresionan solo de mirarlas. Cuando estaba emocionado de verlas, me presentan al gran jefe, Francis Batta, un tipo muy singular, muy buena gente, fué todo un placer.

En eso llegaban Max y Yukio de las pruebas, sudando a tope y con ese olor a gasofa a muerte. Dice David que son gente muy agradable, Yukio el tipico japonés, super bajito, fuerte y con la cabeza siempre funcionando. Max dicen que es muy divertido y muy centrado para lo joven que es.

Salí de boxes, era un momento bastante ajetreado y no queria liarla por alli. De vuelta al Hospitality Unit, una Coca-Cola, más presentaciones al resto del equipo y visito los boxes de Superstock 1000, están en la parte trasera, todo alli es más “cercano”, aunque no paran de trabajar.

A las 14:30 hrs comparto las carreras con todo el equipo, por pantallas, todos concentrados, nadie mueve un dedo. Empieza la Superpole y como siempre, el robot Ben Spies hace de las suyas. En la mente de todos que hasta hace poco era piloto del Team Suzuki (el dinero se lo llevó a Yamaha, no quiero decir cuánto fué, porque es una pasada, mejor otro dia).

Después de ver la Superpole, me quedo a ver la Superstock 1000, rompe Claudio Corti y salgo a grabar unos videos en su box. De vuelta a mi asiento y después de unas risas con David, me retiro cansado a “casa”. El Domingo sería otro dia y la visita fué agradable, digna de recordar. De alli me llevo unos cuantos amiguetes que bajaran en verano a casa y algunos regalos que me hicieron. Todos muy buena gente, el aire que se respira alli es de amistad y buen rollo.

El Domingo vi las carreras desde las gradas azules, acompañado de Sergio y su novia Rosveig, una pareja de Barcelona con la que pasé un fantástico dia de carreras. Muchas gracias por estar ahi, sois la caña. Os espero por el Sur, ya sabeis.

Antes de terminar el articulo, quisiera agradecer al equipo Alstare Suzuki Brux su hospitalidad. A David Braconnier por invitarme y no separarse de mi en casi todo el dia. A Sergio y Rosveig por lo grandes que son. A la organización del circuito por lo bien que está todo organizado. A mi amiga Cande y a Héctor por encontrarme alojamiento y por recordar viejos tiempos.

Para acabar, un punto negativo a quien organice el tema comida en el circuito. Una botella de Coca-Cola, 3 euros. Una de agua, 2 euros. Un bocadillo de longaniza y patatas fritas, 8 euros. Y para colmo, el domingo entro con un par de latas de fanta naranja y me las quitan en la entrada. Total, 2 euros de las latas perdidos y 6 euros que me tuve que gastar para comprarlas dentro. Un verdadero abuso, se deberia de controlar ese tema.

Por lo demás, un fin de semana de carreras inolvidables. El año que viene me teneis de nuevo en Valencia, sin dudarlo.

Sobre el Autor

Jose A. Guerrero
Jose A. Guerrero, creador y escritor en solitario del blog de Motos Suzuki GSX-R. Además de motero y fan de las motos en general, soy diseñador gráfico y web. Echa un vistazo a mi Portafolio de diseño.

Sé el primero en comentar en “Cronica desde el Circuito de Valencia en la Superbike”

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada.


*